fbpx

Gracias a los rendimientos que generan las inversiones inmobiliarias a corto, mediano y largo plazo, son muchas las personas que eligen está forma de inversión para incrementar su capital y asegurar una jubilación temprana.

Pero para poder llegar a ese punto, hay ciertas cosas que debes conocer antes, como por ejemplo cuáles son los mejores inmuebles según su ubicación y proyección en el mercado de Bienes Raíces y sobre todo cuán rentable puede llegar a ser. Comencemos por aprender a identificar lo más importante de todo:

¿Qué son inmuebles en rentabilidad?

Los inmuebles rentables son aquellos bienes capaces de producir un alto porcentaje de  ingresos, es lo mismo decir que son propiedades que garantizan un buen retorno de inversión obtenido en relación al capital inicial invertido.

Los rendimientos varían entre un 6-8% dependiendo del uso que se le dé a la propiedad. Como ya hemos mencionado en otros artículos, tienes 2 opciones al adquirir un inmueble: una es dejar que el inmueble aumente su valor en el tiempo por medio de la plusvalía o comprar para alquilar.

En el segundo caso, has de tomar en cuenta la regla del 1% y es que de nada te sirve comprar una propiedad en más de 170,000 USD si el costo de alquiler será 1,200 USD. Pero no te preocupes que te vamos a enseñar a encontrar esos inmuebles rentables que estás buscando.

Encontrar inmuebles rentables

Conoce el precio mínimo de alquiler de la zona

Para empezar, debes investigar el precio mínimo de alquiler en la zona donde deseas invertir porque una vez conocido este precio, podrás calcular cuánto es lo máximo que deberías estar dispuesto a pagar por la vivienda para que tu inversión sea rentable. El precio de una vivienda puede parecerte muy barato pero existen razones o condiciones que aplican.

Ahora es cuando volvemos a la famosa regla del 1%. Aunque puedes incluso llegar a obtener un retorno de inversión bastante bueno si sabes elegir bien, mejor del esperado. Pero para esto en ocasiones eres tú quien debe crear las oportunidades de rentabilidad.

¿Qué quiere decir esto? Bueno, hay viviendas que cuestan el doble que otras según las zonas, depende de ti poder aprovechar las zonas en crecimiento para poder incrementar la rentabilidad de tu inversión. Para ello tendrás que salir de tu zona de confort. Abre tu mente y explora el mercado, hay más oportunidades de inversión de las que crees.

¿Dónde se ubican las viviendas rentables?

Olvídate de invertir en zonas populares, el retorno de inversión en dichas zonas es muy bajo porque el costo de las viviendas es muy alto. De nada te servirá decir que has invertido en la zona más chic si apenas te da para pagar la hipoteca.

Pisos viejos

Tienen un costo menor porque su vida útil es más corta. Sin embargo, es posible hacer renovaciones (siempre y cuando estén dentro de tu presupuesto), para darles nueva vida y poder alquilarlos a un mejor precio.

Pisos de herencia

También son una gran oportunidad. La casa del tío o el abuelo que nadie quiere y prefieren vender para dividir entre la familia. Les haces un favor a ellos al salir de esa casa y todos ganan porque suelen venderse a un precio por debajo del costo en el mercado.

Inmuebles en zonas turísticas

Los costos de inmuebles en estas zonas son muy elevados y además las deducciones fiscales alcanzan cifras que se ven muy mal comparadas con los impuestos que pagarías teniendo una vivienda en una zona metropolitana.

Pisos para reformar

Puede que consigas inmuebles a un precio mínimo porque requieren reparaciones y no hablamos solo de un poco de pintura sino cambios estructurales. Puedes aprovechar y si está a excelente precio evaluar la posibilidad de añadir habitaciones para incrementar su valor.Claro, todo esto debe entrar en tu presupuesto así que analiza bien.

Pisos que llevan mucho tiempo en el mercado

Existen varias razones por las que una vivienda lleva tanto tiempo en el mercado, una de ellas y la más común es que su precio esté muy por encima del que otros están dispuestos a pagar. Pero los dueños pueden estar esperando esa llamada que les haga una oferta razonable. Sé paciente y persevera. 

Compra en preventa

Esta es una manera de obtener un descuento significativo en el costo inicial de los inmuebles. Suele ser más rentable que comprar una vivienda “lista para vivir”. Ten en cuenta que a veces esto de construir apartamentos para alquilar puede resultar muy bien.

¿Cómo calcular la rentabilidad de un inmueble?

Calcular la rentabilidad de un inmueble es más sencillo de lo que piensas. Como ya hablamos al principio, este valor dependerá del uso que le vayas a dar. Decide qué es lo mejor que puedes hacer cuando obtengas un ingreso extra, pagar la hipoteca o invertir.

  1. Inmueble en venta

Para hacer este cálculo, hay que tomar en cuenta el valor inicial (la cantidad de dinero invertida) y el valor actual (precio en que lo estás vendiendo). Con la siguiente fórmula puedes calcularlo más fácil:

Porcentaje de rentabilidad=Costo de venta – costo de inversión inicialinversión inicial* 100

  1. Inmueble en renta

En este caso, lo que hay que considerar son los ingresos anuales que no son más que  la suma de todos los pagos durante el año, los gastos de mantenimiento (remodelaciones y otros servicios) y el costo inicial de la inversión. La fórmula de cálculo va así:

Porcentaje de rentabilidad en un año=ingresos anuales – gastos de mantenimientoinversión inicial* 100

Los gastos de mantenimiento varían de un inmueble a otro. Todo va a depender de la cantidad de servicios que incluyas. Mientras más servicios, aumenta tanto el valor de la propiedad como el mantenimiento.

Asegura tu futuro con las mejores inversiones en inmuebles rentables. Solo necesitas una inversión mínima de 100,000$. Para mayor información, agenda una reunión gratuita con nuestro equipo de expertos, tu libertad financiera es nuestro objetivo. Nosotros te ayudaremos a localizar los inmuebles más rentables del mercado.